Consejos para Podar una Albahaca ¿Cuándo? y ¿Cómo?

La albahaca una pequeña planta aromática la familia de las labiadas, el condimento que utilizan los cocineros para dar un toque de sabor a las ensaladas, pizzas, pescados y carnes.

Se les llama albahaca a diferentes plantas si nos guiamos por su nombre científico:

  • Ocimum basilicum: es la que más se denomina albahaca común.
  • Acinos alpinus: Es denominada comúnmente como albahaca agreste.
  • Clinopodium acinos o vulgare: se conoce como albahaca silvestre.
  • Nepeta canaria: se conoce como albaha de gatos

Se cultivan por semillas y por esquejes, pueden sembrarse en semilleros o macetas en invernaderos a principios o mediado de la primavera.

Puede llegar a medir más de un metro de altura, llama el tono verdoso de sus hojas y sus espigas de color blanco.

Esta planta sé cultivar por medio esquejes o semillas. Si utilizamos las semillas podemos utilizar semilleros, macetas o ya a nivel más profesional en invernaderos.

Al poderse cultivar en macetas, son una de las preferida a la hora de cultivar en casa o pequeños jardines.

Las albahacas son casi imprescindibles a la hora de cocinar, es el condimento secreto de muchos cocineros para dar un toque a sus platos.

En los meses de invierno, hay que abrigarla concienzudamente o es muy probable que la planta muera por culpa del frio.

¿Cuándo hay que podar las albahacas?

El objetivo básico de la poda es retrasar su floración, para eso hay que fijarse mucho en sus hojas.

Sus hojas crecen de dos en dos, hay que estar atentos a la aparición de una tercera para comenzar la poda, esto hace que hay que estar muy atentos a su crecimiento. La poda de la albahaca tiene que ser continua para que tenga un producción constante.

¿Cómo podar una albahaca de forma correcta?

Hay que cortarlas con un corte limpio desde el tallo y valorar que hojas cortar, pero como recomendación intenta empezar un poco por encima de la base, ya que las hojas que brotan más abajo siempre suelen salir de nuevo, empieza por la «segunda» o «tercera».

Consejos y Trucos para que tu albahaca esté más sano y crezca mejor

Las albahacas requieren de mucho cuidado, de mucho sol y la cantidad justa de agua, no te pases con el agua, la tierra tiene que estar húmeda, pero nunca con charcos.

El riego nunca se hace desde lo alto, es mejor que el agua caiga directamente en la tierra.

Ni el frio ni el viento son del agrado de la albahaca, así que deberías tenerlas en un lugar «seguro», dentro de tu casa o en un invernadero.

Esta planta es albahaca por muchos insectos, pero los más peligrosos quizás son los caracoles, hay que evitar su aparición, pero nunca utilizando productos químicos, utiliza productos alternativos.

Motivos para podar las albahacas

Para lograr una buena producción y unas ramas más robustas es necesario podar, si le damos los cuidados necesarios a esta planta ella nos recompensara de forma generosa.

Estos consejos harán que tu cultivo de albahacas mejore tanto en crecimiento como en salud.