Guía Rápida Para Podar un Ciruelo

Los ciruelos son plantas frutales, el nombre científico es Prunus doméstica. El origen oficial de esta planta se ubica en la zona del Cáucaso, Anatolia y Persia.

Los ciruelos pueden alcanzar un máximo de 10 metros de altura, pero los más comunes crecen entre uno 5 y 6 metros. El tronco tiene una corteza cuyo color es muy particular, es un verde azulado brillante, la corteza puede ser lisa o agrietada.

Puede asegurarse que es uno de los árboles frutales con mayor facilidad de cultivo, esto se debe a que tiene una increíble resistencia al frío.

Por otra parte, también cuenta con una floración temprana, y esta podría verse amenazada por las heladas tardías de la primavera.

Se ha establecido que el clima más apropiado para cultivar ciruelos es una temperatura templada.

En cuanto a las variedades europeas son las más resistentes y pueden soportar las heladas primaverales.

Sin embargo, las variedades americanas y japonesas son más exigentes en cuanto al clima. Lo que ninguna variedad soporta es la sequía y el viento.

En cuanto al terreno apropiado para cultivar ciruelos, se prefiere que sea la caliza y la humedad. De manera que no se requiere de zonas profundas para el cultivo, lo que es una característica particular de los ciruelos.

Entre las variedades más comunes en España están:

  • Golden Japan.
  • Santa Rosa.
  • Reina Claudia verde.
  • Reina Claudia de Oullins.

Es importante tener en cuenta que los ciruelos requieren de un buen cuidado y mantenimiento, de lo que te hablaremos a continuación:

Consejos y Trucos para que Tu Ciruelo esté más Sano y Crezca Mejor

Como imaginas este árbol frutal necesita de muchos cuidados para que de buenos frutos y crezca sano.

Motivos para Podar los Ciruelos

Es necesario mantener podados los ciruelos, y en este artículo te diremos cómo hacerlo, pero antes queremos que comprendas por qué es importante.

  • En primer lugar, un correcto y oportuno cuidado permite la regulación del crecimiento y desarrollo de los ciruelos.
  • En segundo lugar, podar los ciruelos es importante para así asegurar una densidad menor vegetal, de esa forma se asegura una entrada efectiva y fácil de los productos fitosanitarios.
  • En tercer lugar, permite el incremento del tamaño del fruto. El aclareo normal asegura tal particularidad.

Por otra parte, el podado continuo ayuda a controlar la altura de los ciruelos, con lo que se facilita la recolección de la cosecha.

El buen mantenimiento de los ciruelos, que se logra facilitado la entrada de luz al interior del follaje del árbol, y esto ayuda a que tenga una mejor actividad fotosintética.

También es necesario suprimir las ramas infectadas, enfermas, improductivas y secas, esto rejuvenece a los ciruelos.

Importante: La poda ayuda a evitar la aparición de las vecerías, enfermedad de los árboles frutales que modifica el tamaña y la cantidad de frutos que produce.

¿Cuándo Hay que Podar un Ciruelo?

Ahora bien, el período de podar los árboles puede variar de acuerdo a factores como el tipo de ciruelo y el crecimiento que tenga.

Los árboles frutales se deben podar durante el período vegetativo, sin embargo, los ciruelos tienes dos épocas idóneas.

  • La primera época ideal es durante la caída de las hojas y en el inicio de la brotación, es decir en otoño y en invierno. El motivo es que en estos meses la actividad vegetativa es menor, y hay menos movimiento de savia. En este período se da lo que se conoce como poda de invierno.
  • La segunda época ideal para la poda del ciruelo se conoce como la poda en vegetación. Comprende el inicio de la brotación hasta la caída de las hojas. La poda verde se realiza en los meses de la primavera y verano. La finalidad es la de eliminar los brotes “antiguos” que no son útiles en el árbol. Durante la poda verde se eliminan los brotes que tienen más de 40 centímetros y con medio centímetro de grosor, así se logra favorecer la aparición de brotes en los laterales.

¿Cómo Hay que Podar un Ciruelo?

Lo primero es comenzar por los laterales de los ciruelos, no debes cortar esas ramas por completo, sino la cuarta parte de la orilla exterior de cada rama.

Si los laterales están duros y brotando, entonces puedes dejarlos intactos.

Cuando llega la próxima temporada, si las ramas han crecido se pueden podar nuevamente para evitar el exceso de ramas largas.

Durante la poda debes eliminar lo que no tenga brotes, esto es la orilla de la rama que está a más distancia de los brotes.

Los nuevos brotes deben ser podados con mucha precaución, jamás al ras del tronco, pero sí recortados para estimular el crecimiento.

Si apreciamos zonas podridas tienen que ser restablecidas, si hay plagas hay que utilizar insecticidas antiplagas, si son ramas hay que cortarlas.

3 Datos Curiosos e Importantes Sobre la Poda de los Ciruelos:

  • Si están recién plantados, deben dejarse que crezcan a una altura mínima de 50 cm, y que además tenga entre 4 o 5 ramas bien definidas.
  • El primer y segundo año, no podar las ramas interiores. Así evitamos el crecimiento a lo alto y facilitamos las recolecta del fruto.
  • El tercer año hay que empezar a podar desde las bases, hay que eliminar las ramas interiores progresivamente.

Si sigues nuestros consejos lograras mejorar notablemente el cultivo y que los frutos sean del tamaño adecuado y con el sabor típico del ciruelo.

Aquí tienes Otras Guías que te Ayudaran a Podar tus Arboles