¿Cómo Podar un Olivo? y ¿Cuándo?

Si te hablo del árbol Olea, quizás no sepas a que árbol me refiero, si te digo aceituno, seguramente ya te harás una idea y lo asociaras al su nombre más común que no es otro que olivo.

Aquí aprenderás como tienes que podar este árbol de hoja perenne, de hojas siempre verde y su copa irregular.

Este árbol puede superar los diez metros de altura sobre todo en la zona del mediterráneo.

Tanto su tronco como sus ramas son retorcidos y con numerosos nudos, si hablamos de sus hojas tenemos que decir que sus hojas son pequeñas y alargadas de tono verdoso.

El fruto de este árbol es carnoso y de forma ovalada, su color varia según el estado de maduración siendo el color verde el estado más cele y el negro el más maduro.

Las raíces son profundas y largas, por eso se adapta perfectamente a suelos secos, a este árbol no les gusta el exceso de agua ni las temperaturas inferiores a ocho grados.

El crecimiento del olivo es lento y quizás por ese crecimiento tan pausado es capaz de vivir muchos años, por ejemplo en España hay un ejemplar que supera los 1700 años, aquí tienes la noticia.

¿Cuándo Hay que Podar los Olivos?

Los olivos se podan antes de la primavera, justo en el momento donde al árbol empieza a despertás del duro invierno.

En las zonas calidad del mediterráneo también se puede podar en invierno o justo después de la cosecha. La única precaución es en el caso de zonas donde nieva, es estas zonas, nunca hay que realizar la poda en los meses más fríos, las ramas protegen al árbol durante el periodo invernal.

En los años de cosechas tardías, hay que podar nada más salgan los primeros brotes. De esa forma la calidad de la oliva mejorara notablemente.

De manera que, también hay que evitar la poda los olivos cuando la savia ya está en movimiento y las cortezas se separan de la madera, esto es recomendable porque durante esos períodos de savia en movimiento las heridas de los olivos no cicatrizan hasta el borde.

¿Cómo Podar un Olivo de Forma Correcta?

En la poda hay que eliminar las ramas secas, rotas o enfermas. También hay que eliminar el follaje internos, es decir «adelgazar» la zona central.

Los olivos no se podan con herramientas de corte como son las tijeras o hachas. Hay que utilizar sierras manuales o mecánicas, en ramas no muy gruesas, de 2 o 3 centímetros podemos utilizar unas cizallas, utilizando estas herramientas logramos una mejor cicatrización.

En las ramas más gordas es necesario tratarlas con un sellador, de esta forma se acelera y evitamos los ataques de los parásitos o de las infecciones.

Motivos para Podar los Olivos

La poda del olivo es una tarea obligatoria si nuestra intención es la de mejorar la producción, la calidad y cantidad.

Pero no solo esto además ayuda a que la recolecta de olivas sea más sencilla. Para que eso suceda a la hora de podar tenemos el eliminar las ramas más altas, menos accesibles desde el suelo.

Con la información que te hemos compartido, podrás tener un buen cultivo de olivos, así que tenla en cuenta.