Consejos para Podar un Manzano ¿Cuándo? y ¿Cómo?

El manzano también es conocido como Malus domestica, y pertenece a la familia de las rosáceas.

Al igual que en cualquier otro árbol frutal, la poda es muy importantes y es necesaria por diversos motivos, los más importantes es cuidar la salud del árbol y de sus frutos.

Para conseguir resultados más efectivos en la poda tendremos que realizarla en la época adecúa o podemos sin querer perjudicar y no favorecer el crecimiento del manzano.

¿Cuándo hay que Podar el Manzano?

Hay dos momentos claves para realizar la poda de este árbol, una seria en invierno y otra en verano, a continuación entraremos más en detalle.

Poda de Invierno o Formación

La poda de invierno se realiza durante los meses entre diciembre y febrero en el hemisferio norte y entre junio y agosto si estas en el hemisferio sur.

Cuando llega el invierno, las hojas de los manzanos caen, esta es una señal clara de que la vegetabilidad del árbol es más lenta.

Al tener menos hojas nos hacen más sencilla la poda ya que podemos ver con facilidad que ramas son las que sobran.

Durante el invierno hay que realizar la poda de formación o fructificación y de rejuvenecimiento, para eso hay que podar las ramas que estén rotas o secas.

Poda de Verano o Poda en Verde

La poda verde se hace entre los meses de mayo y junio, si estas en el hemisferio norte, y entre noviembre y diciembre si estas en el hemisferio sur.

La poda de verano, se realiza cuando el árbol está en pleno desarrollo y tiene hoja. Este poda consiste básicamente en eliminar los brotes laterales que sean muy vigoroso o con ángulos muy cerrados.

Gracias a la poda de verano lograremos un equilibrio en el crecimiento y una mejor alineación de los frutos al mejorar considerablemente la iluminación de los mismo.

¿Cómo Podar un Manzano de Forma Correcta

El manzano tiene que tener una forma cónica, es decir ancho por su base y en punta en la zona más alta. De esta manera la luz del sol llegara a mayor cantidad de ramas.

Antes de empezar a cortar ramas hay que seleccionar las ramas principales, estas ramas no tienen que cruzarse y tienen que tener una buena separación entre ellas

Al eliminar las ramas entrecruzadas, favorecemos la circulación del viento y elimina en gran medida las posibles enfermedades que puedan transportar el aire.

Al final del verano y al principio de otoño es el momento para revisar si hay brote cerca de la base, si este es el caso hay que eliminarlos, estos brotes no nos sirven, también es imprescindible quitarle las ramas dañadas, muertas o enfermas.

La poda de los manzanos es básica para su salud y para lograr un buen cultivo.

Descubre otras guías básicas de poda

¿Cómo Podar un Olivo? y ¿Cuándo?

Si te hablo del árbol Olea, quizás no sepas a que árbol me refiero, si te digo aceituno, seguramente ya te harás una idea y lo asociaras al su nombre más común que no es otro que olivo.

Aquí aprenderás como tienes que podar este árbol de hoja perenne, de hojas siempre verde y su copa irregular.

Este árbol puede superar los diez metros de altura sobre todo en la zona del mediterráneo.

Tanto su tronco como sus ramas son retorcidos y con numerosos nudos, si hablamos de sus hojas tenemos que decir que sus hojas son pequeñas y alargadas de tono verdoso.

El fruto de este árbol es carnoso y de forma ovalada, su color varia según el estado de maduración siendo el color verde el estado más cele y el negro el más maduro.

Las raíces son profundas y largas, por eso se adapta perfectamente a suelos secos, a este árbol no les gusta el exceso de agua ni las temperaturas inferiores a ocho grados.

El crecimiento del olivo es lento y quizás por ese crecimiento tan pausado es capaz de vivir muchos años, por ejemplo en España hay un ejemplar que supera los 1700 años, aquí tienes la noticia.

¿Cuándo Hay que Podar los Olivos?

Los olivos se podan antes de la primavera, justo en el momento donde al árbol empieza a despertás del duro invierno.

En las zonas calidad del mediterráneo también se puede podar en invierno o justo después de la cosecha. La única precaución es en el caso de zonas donde nieva, es estas zonas, nunca hay que realizar la poda en los meses más fríos, las ramas protegen al árbol durante el periodo invernal.

En los años de cosechas tardías, hay que podar nada más salgan los primeros brotes. De esa forma la calidad de la oliva mejorara notablemente.

De manera que, también hay que evitar la poda los olivos cuando la savia ya está en movimiento y las cortezas se separan de la madera, esto es recomendable porque durante esos períodos de savia en movimiento las heridas de los olivos no cicatrizan hasta el borde.

¿Cómo Podar un Olivo de Forma Correcta?

En la poda hay que eliminar las ramas secas, rotas o enfermas. También hay que eliminar el follaje internos, es decir «adelgazar» la zona central.

Los olivos no se podan con herramientas de corte como son las tijeras o hachas. Hay que utilizar sierras manuales o mecánicas, en ramas no muy gruesas, de 2 o 3 centímetros podemos utilizar unas cizallas, utilizando estas herramientas logramos una mejor cicatrización.

En las ramas más gordas es necesario tratarlas con un sellador, de esta forma se acelera y evitamos los ataques de los parásitos o de las infecciones.

Motivos para Podar los Olivos

La poda del olivo es una tarea obligatoria si nuestra intención es la de mejorar la producción, la calidad y cantidad.

Pero no solo esto además ayuda a que la recolecta de olivas sea más sencilla. Para que eso suceda a la hora de podar tenemos el eliminar las ramas más altas, menos accesibles desde el suelo.

Con la información que te hemos compartido, podrás tener un buen cultivo de olivos, así que tenla en cuenta.

Aprende a Podar una Parra, es Muy Fácil

La parra es una a la planta semileñosa y trepadora que puede llegar a superar los 30 metros de largo.

La parra pudiendo ser muy larga, no se suele dejar crecer más de un metro y su fruto es típico es nochevieja, si nos referimos a la uva. Este fruto con el que amenizamos el fin de año.

Hay que tener en cuenta que la parra y la vid no son exactamente iguales. La parra produce uvas de consumo común, mientras que la vid produce unas uvas destinadas a la fabricación de vinos y otras bebidas alcohólicas.

¿Cuándo hay que podar las parras?

La época adecuada para la poda es a finales de otoño, principios de verano. Los expertos coinciden que es la época correcta, para poder generar buenos resultados.

En su primer año la parra es muy joven, no se pueden poda, hay que dejarlas crecer libremente, permitiéndole desarrollarse sin limitaciones…

Después del primer año hay que esperar a la caída de las hojas o el momento en que las hojas empiezan a amarillear.

En su ciclo normal, las parras quedan secas, se le denomina de reposo, y es un periodo vegetativo.

La segunda época de poda es la primavera, un complemento a la poda invernal.

La poda en primavera se hace con la intención clara de eliminar los brotes improductivos o mal ubicado. Si lo hacemos bien la planta no se sobrecarga y da mejores frutos.

¿Cómo Podar una Parra de Forma Correcta?

Dependerá del tipo de parra, casera o local siempre se puede comenzar con una poda simple.

Lo primero que hay que realizar en toda las podas es la identificación de las ramas más grandes y sanas. Estas nunca hay que podarlas o podras en riesgo la salud de la planta.

Después de identificar las sanas ya sabremos cuales son las que hay que eliminar. Estas ramas serian las dañadas, las más débiles, en mal estado, las mal ubicadas o entrelazadas.

Poda de Formación

La poda de formación consiste en eliminar y sanear los brotes sanos con la intención de no sobrecargar la planta. Cada rama tiene que tener su espacio.

La distancia de las ramas dependerá del tipo de fruto.

  • Los racimos de uva roja se dan en el primer y segundo nudo de cada rama, la poda debe considerar dejar dos nudos a partir del nacimiento de las ramas.
  • Los racimos de uva blanca se dan en el tercer y cuarto nudo, de manera que la poda debe dejar cuatro nudos.

Tomando en cuenta estos aspectos podrás hacer una poda efectiva.

Motivos para podar las parras

La poda es una acción vital en el cultivo de todo tipo de plantas, permite no solo atender las plantas desde un ámbito estético, sino también a nivel de salud.

Es así como la poda de las parras permite un crecimiento mejor. Las parras que se podan correctamente obtienen mayor vigorosidad, mejor salud y más energía.

Por medio de la poda se eliminan las ramas y hojas enfermas, de manera que se evita la propagación de la enfermedad, también las hojas y ramas que han muerto.

En consecuencia la poda ayuda a tener plantas más cuidadas, por lo tanto lucen mejor.

Es por ello que por medio de la poda se eliminan las flores marchitas, las hojas rotas y secas, las hojas enfermas. Las ramas más grandes y que representen una amenaza para la planta y sus frutos, también deben eliminarse.

Con estos consejos finales, y una correcta poda en las épocas ideales, contarás con un buen cultivo de parras.

Estas son otras Guías para podar Perfectamente otros Arboles

Guía Rápida Para Podar un Ciruelo

Los ciruelos son plantas frutales, el nombre científico es Prunus doméstica. El origen oficial de esta planta se ubica en la zona del Cáucaso, Anatolia y Persia.

Los ciruelos pueden alcanzar un máximo de 10 metros de altura, pero los más comunes crecen entre uno 5 y 6 metros. El tronco tiene una corteza cuyo color es muy particular, es un verde azulado brillante, la corteza puede ser lisa o agrietada.

Puede asegurarse que es uno de los árboles frutales con mayor facilidad de cultivo, esto se debe a que tiene una increíble resistencia al frío.

Por otra parte, también cuenta con una floración temprana, y esta podría verse amenazada por las heladas tardías de la primavera.

Se ha establecido que el clima más apropiado para cultivar ciruelos es una temperatura templada.

En cuanto a las variedades europeas son las más resistentes y pueden soportar las heladas primaverales.

Sin embargo, las variedades americanas y japonesas son más exigentes en cuanto al clima. Lo que ninguna variedad soporta es la sequía y el viento.

En cuanto al terreno apropiado para cultivar ciruelos, se prefiere que sea la caliza y la humedad. De manera que no se requiere de zonas profundas para el cultivo, lo que es una característica particular de los ciruelos.

Entre las variedades más comunes en España están:

  • Golden Japan.
  • Santa Rosa.
  • Reina Claudia verde.
  • Reina Claudia de Oullins.

Es importante tener en cuenta que los ciruelos requieren de un buen cuidado y mantenimiento, de lo que te hablaremos a continuación:

Consejos y Trucos para que Tu Ciruelo esté más Sano y Crezca Mejor

Como imaginas este árbol frutal necesita de muchos cuidados para que de buenos frutos y crezca sano.

Motivos para Podar los Ciruelos

Es necesario mantener podados los ciruelos, y en este artículo te diremos cómo hacerlo, pero antes queremos que comprendas por qué es importante.

  • En primer lugar, un correcto y oportuno cuidado permite la regulación del crecimiento y desarrollo de los ciruelos.
  • En segundo lugar, podar los ciruelos es importante para así asegurar una densidad menor vegetal, de esa forma se asegura una entrada efectiva y fácil de los productos fitosanitarios.
  • En tercer lugar, permite el incremento del tamaño del fruto. El aclareo normal asegura tal particularidad.

Por otra parte, el podado continuo ayuda a controlar la altura de los ciruelos, con lo que se facilita la recolección de la cosecha.

El buen mantenimiento de los ciruelos, que se logra facilitado la entrada de luz al interior del follaje del árbol, y esto ayuda a que tenga una mejor actividad fotosintética.

También es necesario suprimir las ramas infectadas, enfermas, improductivas y secas, esto rejuvenece a los ciruelos.

Importante: La poda ayuda a evitar la aparición de las vecerías, enfermedad de los árboles frutales que modifica el tamaña y la cantidad de frutos que produce.

¿Cuándo Hay que Podar un Ciruelo?

Ahora bien, el período de podar los árboles puede variar de acuerdo a factores como el tipo de ciruelo y el crecimiento que tenga.

Los árboles frutales se deben podar durante el período vegetativo, sin embargo, los ciruelos tienes dos épocas idóneas.

  • La primera época ideal es durante la caída de las hojas y en el inicio de la brotación, es decir en otoño y en invierno. El motivo es que en estos meses la actividad vegetativa es menor, y hay menos movimiento de savia. En este período se da lo que se conoce como poda de invierno.
  • La segunda época ideal para la poda del ciruelo se conoce como la poda en vegetación. Comprende el inicio de la brotación hasta la caída de las hojas. La poda verde se realiza en los meses de la primavera y verano. La finalidad es la de eliminar los brotes «antiguos» que no son útiles en el árbol. Durante la poda verde se eliminan los brotes que tienen más de 40 centímetros y con medio centímetro de grosor, así se logra favorecer la aparición de brotes en los laterales.

¿Cómo Hay que Podar un Ciruelo?

Lo primero es comenzar por los laterales de los ciruelos, no debes cortar esas ramas por completo, sino la cuarta parte de la orilla exterior de cada rama.

Si los laterales están duros y brotando, entonces puedes dejarlos intactos.

Cuando llega la próxima temporada, si las ramas han crecido se pueden podar nuevamente para evitar el exceso de ramas largas.

Durante la poda debes eliminar lo que no tenga brotes, esto es la orilla de la rama que está a más distancia de los brotes.

Los nuevos brotes deben ser podados con mucha precaución, jamás al ras del tronco, pero sí recortados para estimular el crecimiento.

Si apreciamos zonas podridas tienen que ser restablecidas, si hay plagas hay que utilizar insecticidas antiplagas, si son ramas hay que cortarlas.

3 Datos Curiosos e Importantes Sobre la Poda de los Ciruelos:

  • Si están recién plantados, deben dejarse que crezcan a una altura mínima de 50 cm, y que además tenga entre 4 o 5 ramas bien definidas.
  • El primer y segundo año, no podar las ramas interiores. Así evitamos el crecimiento a lo alto y facilitamos las recolecta del fruto.
  • El tercer año hay que empezar a podar desde las bases, hay que eliminar las ramas interiores progresivamente.

Si sigues nuestros consejos lograras mejorar notablemente el cultivo y que los frutos sean del tamaño adecuado y con el sabor típico del ciruelo.

Aquí tienes Otras Guías que te Ayudaran a Podar tus Arboles

¿Cuando y Como para Podar un Naranjo?

La planta de naranjo, es un árbol frutal originario de Pakistán, La India, Vietnam y la parte sur de China. Pertenece al género Citrus, y forma parte de la familia de las rutáceas, además es un hibrido entre el conocido limonzón y la mandarina.

podar naranjos

Por lo general, este árbol en óptimas condiciones puede crecer hasta los 13 m de altura. Se caracteriza por tener una copa grande, la cual puede ser piramidal o redondeada. Y su fruto, la naranja, puede ser usada para jugos, ensaladas de frutas y tés.

Esta planta, que puede ser muy común, requiere de cierto mantenimiento para producir eficazmente su fruto. Si tienes este árbol, y no saber cómo cuidarlo, específicamente podarlo, no te preocupes. Aquí te daremos toda la información necesaria.

Momentos para podar un naranjo

No existe una fecha estipulada para podar un naranjo. Ya que por lo general, la poda depende de la edad que tenga el árbol. El cual puede estar en su etapa de juventud o de adultez.

Si vas a podar un naranjo joven debes saber que puedes hacerlo en cualquier época del año, excepto cuando hay frío. Esto se debe a que la poda en esa etapa de su vida tiene como objetivo crearles una buena estructura. Por lo que si vas a podarla, hazlo cuando no haya actividad vegetativa.

Por otro parte, si vas a podar un naranjo adulto, lo recomendable es que sea después de la época de frío. Ya que así evitarás que el naranjo se vuelva más frágil y muera.

En relación a la frecuencia en que debe ser podado el árbol de naranjo, tenemos que decirte que puede variar. Puedes hacerlo entre varios años de diferencia o puedes realizar la acción de forma anual.

Cómo podar un naranjo

Al igual que con el momento adecuado, el cómo podar un naranjo dependerá de su edad. Tanto en su juventud como adultez existen ciertas particularidades que hacen diferente cada estilo de podar. Es por eso que te desglosaremos ambos, para que puedas realizar el recorte según la fase de tu árbol.

Podar un naranjo joven

El principal objetivo de podar un naranjo en plena formación, es que es la manera adecuada de hacer que crezca correctamente. Además, así se puede lograr que el árbol sea capaz de su soportar su peso y el de su producción.

En los primeros años de vida del naranjo debes limitarte a eliminar aquellos rebrotes que no cumplan con el patrón. Asimismo, sólo debes despuntar algunas ramas que estén en el centro del árbol. Pero, tienes que preocupar que no sean las ramas principales.

Además, debes recordar que solo puedes recortar un máximo de tres a cuatro ramas. Esto se debe a que se está buscando es que el joven naranjo crezca fuerte. Por lo que dichas ramas deben ser las más fuertes y con mejor estructuras.

Podar un naranjo adulto

Podar un árbol de naranjo adulto se hace con el fin de restaurarlo. Cuando el árbol ya este reduciendo su cultivo y su tamaño, es porque ya está pasando a esa etapa de maduración. Por lo que necesitará ese recorte para rejuvenecerse.

Esta poda es sumamente profunda y energética. Esto se debe a que mientras más cansado esté el árbol, más fuerte será la poda. Por lo general se deben recortar todas las partes viejas del naranjo. Y, una vez terminada la poda, se debe reducir las labores de abono y riego, para que el naranjo complete su proceso.

Herramientas para podar un naranjo

Para podar un naranjo se deben contar con ciertas herramientas que te facilitaran el proceso. Además, deben ser tratados con cuidado y ser esterilizados antes de usarlos. Porque esa es una de las muchas formas en que puedes proteger tu árbol. Estos instrumentos son:

  • Tijeras de poda de una mano o de dos manos.
  • Tijeras de poda estilo pértiga.
  • Sierra o hacha.
  • Cortasetos a batería o con cable.
  • Escaleras o andamio.
  • Guantes y gafas protectoras.

¿Hay que Podar los limoneros?

El citrus limón, común mente llamado limonero, es un árbol frutal común ideal no solo para el campo, también es apropiados para cualquier parque. Es un árbol cítrico como el naranjo.

Cuando se debe Podar un Limonero

El limonero es un árbol cítrico de la familia de las rutáceas, su hoja es perenne y poco resistente al frío. El motivo es que tiene una floración permanente y de carácter más tropical.

A tener en cuenta es que son extremadamente sensibles a los terrenos con niveles altos de salinidad y poco profundos.

Aun así los limoneros, tienen una buena capacidad de adaptación, por eso motivo después de un transplante bien hecho logran mantener su ritmo de crecimiento y floración.

Se conocen por tener un sabor muy ácido y por tener un color amarillo muy llamativo, pero otra característica más desconocidas.

Sus hojas tiene un tamaño de entre cinco a diez centímetros, los bordes son dentadas y con espinas. Las flores de los limoneros son flores de azahar, al igual que los naranjos.

La madera de su tronco es dura de color amarillento, como es lógico y sumamente lisa.

¿Como y Cuando se debe Podar un Limonero?

La poda es una acción básica para cualquier cultivo y mucho más para los árboles frutales, con ella mejoramos su producción. Es importante que se haga en el momento adecuado y de forma correcta.

¿Cuándo Hay que Podar el Limonero?

La poda debe hacerse frecuentemente durante todo el año, cuidado de que los brotes que aparezcan no perjudiquen la salud de los limoneros.

Para «sanearlos» hay que quitar las ramas muertas y que estén mal dirigidas, tampoco podemos olvidar las ramas pequeñas con hojas abundantes, el motivo es que dificultarán que la luz llegue a los limones.

Los mejores meses para la poda intensiva son dos, entre enero y febrero y entre junio y julio. Es decir antes o después de la floración.

En primavera hay que podar las primeras flores o frutos para que los siguientes brotes salgan más fuertes.

¿Cómo Podar un Limonero de Forma Correcta?

La No es recomendable podar un limonero con menos de tres años podrás hacer la primera poda.

Antes de empezar a podar hay que tener claro cuales son las ramas principales, ellas son las encargadas de aguantar los frutos. Estas ramas tiene que ser fuertes y tiene que estar repartidas por el tronco.

Nuestro objetivo es mantener el tronco en perfecto, eliminando los brotes que puedan quitar nutrientes a las ramas principales.

La salvia de los limoneros se tiene que repartir por las zonas sanas que son las que al final darán los frutos, de lo contrario las ramas taponarán la vía principal que es el tronco.

Para esto como es lógico hay que podar las ramas que estén en mal estado, además de las ramas inferiores para equilibrar la copa del árbol.

El siguiente paso de la poda es cortar las puntas de las ramas que salgan de las principales eliminar los despuntes débiles, y dejar de esa forma las ramas más fuertes.

En caso de que aparezcan chupones hay que eliminarlos rápidamente o nuestro limonero terminara debilitándose.

Estos son algunos pasos con los que lograras que tus limoneros crezcan más fuertes y con frutos de más calidad.

Otros Arboles que Quizás te Interese Podar

Consejos para Podar una Palmera ¿Cuándo? y ¿Cómo?

La palmera es una planta muy conocida. Normalmente la podemos encontrar adornando jardines, plazas y hasta playas. En el mundo, hay más de tres mil especies de palmeras, por lo que es probable que todos sepan de su existencia.

Esta planta, que suele ser utilizada como decoración requiere de un cuidado especifico. Ya que al ser, por lo general, una planta pública se corre el riesgo de sufrir algún inconveniente. Tal como un incendio a raíz del follaje seco de la palmera.

Es por eso que hay que realizarle un mantenimiento constante a esta planta. Pero, si no sabes cómo ni cuándo, no te preocupes, aquí te diremos toda la información necesaria.

Momentos para podar una palmera

La poda de una palmera debe hacerse, normalmente, cada dos o tres años. Asimismo, debe realizarse el corte en el clima cálido. No importa si es primavera, verano u otoño, lo único necesario es que haga suficiente calor.

Cuando hablamos de podar una palmera, nos referimos principalmente a eliminar aquellas hojas que estén secas. Es por eso que no debe hacerse la poda en invierno, ya que dicho follaje ayuda a proteger la planta del frío.

Además, la palmera está amenazada constantemente por una plaga llamada picudo rojo. Este bicho actúa cuando el clima tiene una temperatura por encima de los 20°C. Por lo que este es otro motivo, para no podar tu planta cuando haya dicha temperatura.

Cómo podar una palmera

Las palmeras, naturalmente, no necesitan ser podadas. Sin embargo, este procedimiento se realiza normalmente por razones de seguridad y estética.

Debes saber que podar una palmera puede hacer que pierda su capacidad fotosintética. Dicho esto, hay ser muy cuidadoso al momento de recortar esta planta y, solo enfocarse en dos aspectos de ella. El primero son sus hojas secas y el segundo los racimos de frutos. Este último depende del gusto del dueño, ya que es un factor estético.

Asimismo, existen diferentes formas de podar la palmera, dependiendo su tipo. Los más comunes son las palmeras pequeñas y las altas. Cada una tiene su particular procedimiento de poda, que mereces conocer.

Podar una palmera pequeña

Podar una palmera pequeña, ya sea porque es de tipo enana o porque es joven, resulta ser un procedimiento sencillo. Esta acción puedes realizarla por tu cuenta sin necesidad de grandes herramientas.

Para ejecutar esta poda, recuerda que solo debes retirar aquellas hojas que estén secas. Nunca elimines las verdes, ni siquiera las que estén un poco deterioradas o feas, hacerlo no creará ningún beneficio. Porque lo único que harías es retrasas el desarrollo de la palmera.

Podar una palmera alta

Realizar una poda a una palmera de gran altura puede ser algo complejo. Sin embargo, si se toman en cuenta las siguientes recomendaciones podrás hacer ese mantenimiento sin problema.

Lo primero que debes hacer es determinar si es necesario podar dicha planta. Asimismo, tendrás que identificar la cantidad de hojas secas que deseas cortar, y si el estado de la palmera es bueno. Luego de tener toda esa información, es necesario contar con el equipo adecuado, el cual debe estar esterilizado y limpio.

Con eso en mano, tendrás que subir a una escalera para poder acceder a la palmera. Y una vez allí, procederás a eliminar todo el follaje seco o racimos de fruta. Recuerda que debe realizarse la poda desde la parte inferior e ir ascendiendo de forma helicoidal.

Una vez listo el corte, (que no debe ser a menos de 5 cm del tronco), deberás limpiar el área. Nunca dejes desechos debajo de la planta, ya que eso atraerá plaga y enfermedades para la palmera.

Herramientas para podar una palmera

Para podar cualquier planta, se debe contar con un equipo básico y esencial. Esto con el fin de proporcionarte una mejor experiencia a la hora de recortar, en este caso, tu palmera. Las herramientas necesarias para llevar a cabo, específicamente, esta acción son:

  • Grúa o andamios.
  • Cuchilla de palmera.
  • Escalera.
  • Motosierra pequeña.
  • Serrucho.
  • Casco.
  • Gafas de protectores y guantes antideslizantes.

Consejos para Podar un Kiwi ¿Cuándo? y ¿Cómo?

El kiwi es una planta, cuyo nombre científico es Actinidia chinensis. Su primera aparición se remota en la antigua China, alrededor de los años 1200 d.C. Es una planta caracterizada por ser trepadora. Y, su nombre actual se debe a su parecido con el ave no voladora, Kiwi.

Esta planta posee una historia muy interesante. Anteriormente era vista como una planta frutal y ornamental. Pero, desde el año 1094 comenzó a comercializarse por el mundo. Actualmente es vista como una fruta muy exótica y es muy popular gracias a su frescura.

Para que esta planta pueda ser disfrutada, se le debe hacer un buen mantenimiento. Como es el caso de podarla. Si tú posees una planta kiwi, y deseas darle un buen corte, estás en el lugar correcto. Porque aquí, te mostraremos cuándo y cómo es la forma correcta de podar un kiwi.

Momentos para podar un kiwi

El kiwi es una planta que posee unas hojas de redondeadas y de color verde. Asimismo, es una planta primaveral, es decir, que florece en esa estación del año. Y, que antes de dar sus frutos expone un agradable aroma proveniente de sus flores blancas.

Podar una planta de kiwi es fundamental, esto debido a que es un árbol frutal. Por lo que necesita de una rutina de cuidados y mantenimientos. Además, que al hacerlo minimizas los riesgos para la planta y para los demás.

El momento adecuado para podar tu kiwi dependerá del tipo de poda que le apliques. Por ejemplo, si tratas de realizarse una poda de formación, ésta debe hacerse en los primeros años de la planta. Los cuales son los tres o cuatro primeros años. Además, tienes que realizarla en invierno, ya que en esa época el kiwi está inactivo.

Pero, si tratas de aplicarle una poda para la producción es mejor realizarla en la época de verano. El motivo de esto es que mejorarás la ventilación e iluminación de los kiwis, ya que los rayos del sol penetrarán por la planta.

Cómo podar un kiwi

Como te habrás dado cuenta existen épocas para podar un kiwi. Por ende, el cómo podarlo depende de dicho momento del año. Cada temporada requiere de un estilo de corte diferente, y a aquí te mostraremos todas las formas de realizarlo.

Podar un kiwi en época de invierno

Podar un kiwi en invierno, como mencionamos anteriormente, resulta adecuado si quieres realizar una poda de formación. Esto se debe a que conseguirás que la planta adopte una estructura más fuerte.

Para eso, debemos podar las ramas laterales, y sólo dejar por los menos tres que estén bien estructuradas. Al realizar esta poda se logra guiar las ramas vigorosas hacia un único tronco. Asimismo, mientras la planta crece tenemos que despuntar sus ramas, ya que sí se lograra que el kiwi se desarrolle de buena forma.

Del mismo modo, con esta poda se tiene que limitar el crecimiento de la planta. Para lograrlo, se puede colocar alambres externos entre veinte y vientres centímetros de rama.

Podar un kiwi en época de verano

La segunda poda que se le realiza a una planta de Kiwi es en la temporada de verano. Realizar los cortes es muy sencillo, ya que la misión de esta acción es ayudar a la producción de la planta.

Para lograrlo, se deben recortar las ramas que no cumplen ningún propósito así como las que estén desviadas. De la misma forma se deben eliminar aquellas que estén enfermas o marchitadas. Este tipo de poda se realiza más con fines de mantenimiento. Esto debido a que la depuración servirá para que el fruto se produzca mejor.

Herramientas para podar un kiwi

Para podar un kiwi se requiere de diversas herramientas. Las que tú escojas dependerán del tipo de poda que vayas a realizar, así como también de las medidas de la enredadera. Sin embargo, existen ciertos instrumentos esenciales y necesarios, los cuales son:

  • Tijeras para podar.
  • Cuchillo.
  • Cascos, guantes u otros elementos básicos de seguridad
  • Escaleras o andamio.

Estas herramientas son básicas para la poda de cualquier planta, incluyendo la de Kiwi. Asimismo, es importante que sepas que debes desinfectar aquellos instrumentos que entren en contacto con la planta. Ya que esto evitará la transmisión de enfermedades que puedan perjudicar tu árbol.

Consejos para Podar un Pino ¿Cuándo? y ¿Cómo?

El pino es un árbol del tipo vascular, de las coníferas y parte de los piáceas. Si no te has mareado con tanto nombre «raro» y quieres aprender a podar un pino, estas en el sitio adecuado.

podar un pino

Los pinos suelen crecer en las zonas montañosas, pero gracias a que no necesitan muchos nutrientes pueden verse en casi cualquier terreno formando pequeño bosques.

En zonas montañosas sus raíces se agarran a las piedras siendo capaces de soportar todo el peso del árbol en acantilados o precipicios con mucha inclinación.

Tiene flores masculinas y flores femeninas con la particularidad que nunca están en la misma rama. Cada rama solo alberga flores del mismo sexo.

Las hojas de los pinos son puntiagudas y muy delgadas, el fruto de este árbol se conoce como piña y las semillas piñones.

Todo esto esta muy bien, pero sin lugar a dudas en España, los pinos están estrechamente asociados a la navidad. Quien no ha visto un árbol adornado con bolas y guirnaldas con más o menos gusto.

¿Cuándo hay que podar los pinos?

Los pinos se empiezan a podar cuando ya han cumplido como mínimo 6 años, la época perfecta para realizar la poda es a finales del verano, justo antes de la llegada del otoño.

Si la poda la hacemos durante la época estival, durante los meses de verano estamos exponiendo al árbol al ataque de insectos, más concretamente del escarabajo.

Si por el contrario la poda la realizamos en los meses de frio, es decir el periodo de invierno, tenemos muchas probabilidades de que el árbol pierda su fuerza e incluso pueda morir.

¿Como sanear un pino de forma correcta?

Es recomendable empezar la poda por la parte inferior e ir subiendo hacia las partes más altas. Las primeras ramas que hay que eliminar son las ramas secas, en mal estado o enfermas, sin olvidar las ramas que nacen en la parte más baja, eliminado estas ultimas hacemos que el grosor del tronco sea mayor.

Truco, si te interesa que tu árbol tenga un aspecto a nivel estético bonito, tienes que fijarte en las proporciones y no dejar que la altura no supere los dos tercios de su base.

Motivos para podar los pinos

Como en todos los árboles la poda es muy necesaria, ya que permite que los ejemplares puedan estar en mejor estado y evitar que el árbol caiga por el exceso de peso o por no dejar que el aire circule por su interior correctamente.

La circulación del aire es más importante de lo que parece ya que evita que las plagas queden fijadas en el interior.

Y claro el último motivo seria la estética, el pino es un árbol muy bonito y más cuando está podado con profesionalidad.