Consejos para Podar un Kiwi ¿Cuándo? y ¿Cómo?

El kiwi es una planta, cuyo nombre científico es Actinidia chinensis. Su primera aparición se remota en la antigua China, alrededor de los años 1200 d.C. Es una planta caracterizada por ser trepadora. Y, su nombre actual se debe a su parecido con el ave no voladora, Kiwi.

Esta planta posee una historia muy interesante. Anteriormente era vista como una planta frutal y ornamental. Pero, desde el año 1094 comenzó a comercializarse por el mundo. Actualmente es vista como una fruta muy exótica y es muy popular gracias a su frescura.

Para que esta planta pueda ser disfrutada, se le debe hacer un buen mantenimiento. Como es el caso de podarla. Si tú posees una planta kiwi, y deseas darle un buen corte, estás en el lugar correcto. Porque aquí, te mostraremos cuándo y cómo es la forma correcta de podar un kiwi.

Momentos para podar un kiwi

El kiwi es una planta que posee unas hojas de redondeadas y de color verde. Asimismo, es una planta primaveral, es decir, que florece en esa estación del año. Y, que antes de dar sus frutos expone un agradable aroma proveniente de sus flores blancas.

Podar una planta de kiwi es fundamental, esto debido a que es un árbol frutal. Por lo que necesita de una rutina de cuidados y mantenimientos. Además, que al hacerlo minimizas los riesgos para la planta y para los demás.

El momento adecuado para podar tu kiwi dependerá del tipo de poda que le apliques. Por ejemplo, si tratas de realizarse una poda de formación, ésta debe hacerse en los primeros años de la planta. Los cuales son los tres o cuatro primeros años. Además, tienes que realizarla en invierno, ya que en esa época el kiwi está inactivo.

Pero, si tratas de aplicarle una poda para la producción es mejor realizarla en la época de verano. El motivo de esto es que mejorarás la ventilación e iluminación de los kiwis, ya que los rayos del sol penetrarán por la planta.

Cómo podar un kiwi

Como te habrás dado cuenta existen épocas para podar un kiwi. Por ende, el cómo podarlo depende de dicho momento del año. Cada temporada requiere de un estilo de corte diferente, y a aquí te mostraremos todas las formas de realizarlo.

Podar un kiwi en época de invierno

Podar un kiwi en invierno, como mencionamos anteriormente, resulta adecuado si quieres realizar una poda de formación. Esto se debe a que conseguirás que la planta adopte una estructura más fuerte.

Para eso, debemos podar las ramas laterales, y sólo dejar por los menos tres que estén bien estructuradas. Al realizar esta poda se logra guiar las ramas vigorosas hacia un único tronco. Asimismo, mientras la planta crece tenemos que despuntar sus ramas, ya que sí se lograra que el kiwi se desarrolle de buena forma.

Del mismo modo, con esta poda se tiene que limitar el crecimiento de la planta. Para lograrlo, se puede colocar alambres externos entre veinte y vientres centímetros de rama.

Podar un kiwi en época de verano

La segunda poda que se le realiza a una planta de Kiwi es en la temporada de verano. Realizar los cortes es muy sencillo, ya que la misión de esta acción es ayudar a la producción de la planta.

Para lograrlo, se deben recortar las ramas que no cumplen ningún propósito así como las que estén desviadas. De la misma forma se deben eliminar aquellas que estén enfermas o marchitadas. Este tipo de poda se realiza más con fines de mantenimiento. Esto debido a que la depuración servirá para que el fruto se produzca mejor.

Herramientas para podar un kiwi

Para podar un kiwi se requiere de diversas herramientas. Las que tú escojas dependerán del tipo de poda que vayas a realizar, así como también de las medidas de la enredadera. Sin embargo, existen ciertos instrumentos esenciales y necesarios, los cuales son:

  • Tijeras para podar.
  • Cuchillo.
  • Cascos, guantes u otros elementos básicos de seguridad
  • Escaleras o andamio.

Estas herramientas son básicas para la poda de cualquier planta, incluyendo la de Kiwi. Asimismo, es importante que sepas que debes desinfectar aquellos instrumentos que entren en contacto con la planta. Ya que esto evitará la transmisión de enfermedades que puedan perjudicar tu árbol.