La poda: Una acción necesaria para conseguir mejores resultados en tus cultivos

Conseguir mejores cultivos es la meta de todos los que sembramos árboles frutales y plantas.

Para ello se requiere de conocer técnicas para el cultivo, con las que sea posible alcanzar un óptimo crecimiento de los árboles con frutas, de las plantas, sea que nos beneficiemos de sus hojas, frutos, tallos, y cualquier otro elemento relacionado con la anatomía de los árboles y plantas.

La poda es un aspecto importante para optimizar nuestros cultivos.

Todo cultivador, sea profesional o amateur, necesita conocer cuáles son los pasos para una poda efectiva, dependiendo, por supuesto, del tipo de planta que se quiera cultivar.

¿Qué es la poda?

La poda es la acción de podar. Y puede que suene sencillo conceptualizarla de esa forma, pero es una acción requerida para lograr buenos resultados, por lo tanto hay que conocer las diversas técnicas.

Puede decirse que podar es el proceso que implica cortar un arbusto o árbol, debe hacer con sumo cuidado.

La poda tiene como objetivo cuidar la salud del árbol o planta, los árboles frutales con buena salud son capaces de dar mayor producción.

De manera que si se poda correctamente un árbol, se logrará conseguir un incremento en el rendimiento del fruto.

La poda es una práctica común en la agricultura, cuando se trata de la producción forestal, la poda se emplea para la obtención de fustes más rectos y con menos ramificación, lo que significa fustes con más calidad.

Tipos de poda

Existen diferentes tipos de podas, estas responden al tipo de árbol que se podará, objetivo que se quiere lograr e incluso a la temporada en la que se efectuará tal acción.

A continuación presentaremos los distintos tipos de poda que pueden realizarse:

Poda para la formación del árbol o planta

La poda de formación se relaciona con el diseño que queremos darle a nuestro cultivo.

Esta poda se realiza especialmente a los árboles o arbustos jóvenes, y se cortan para darles alguna forma especial.

Se pueden definir formas geométricas, por ejemplo, forma de animales e incluso de letras.

Es una poda de nivel estético.

Poda para el despunte

Esta es una poda en la que se recorta las puntas de los arbustos, se deben cortar entre 5 y 10 centímetros de punta.

Esta técnica permite que las ramas laterales se desarrollen mejor, lo que les da a los arbustos mayor densidad y espacio.

Debes evitar cortar más de 10 centímetros, porque de lo contrario no lograrás el efecto deseado.

Poda para el saneamiento

Esta es la poda que se realiza con el objetivo de eliminar las ramas dañadas, rotas, secas o enfermas, al igual que los tallos que no se desean en las plantas.

Es así como se logra que las plantas queden libres de elementos enfermos o que puedan afectar su crecimiento, y se les brinda mejores condiciones para tal crecimiento.

Poda para estimular la fructificación

En este tipo de poda se hace un recorte en los árboles frutales, esto se hace para asegurarnos de que los frutos maduros o listos sean retirados para el consumo.

Por lo tanto, se dejan en los árboles las flores que permitirán la recolección de la siguiente cosecha.

En este tipo de poda es necesario quitar también las ramas dañadas o secas. Probablemente se dejará el árbol con algunos claros, dándoles un efecto como de “pelón”, sin embargo, esto garantizará que los frutos que se cosechen en la siguiente temporada sean mejores y haya más abundancia.

Poda para lograr el rejuvenecimiento

Esta poda equivale a la fuente de la juventud para las plantas y árboles.

Se retiran las hojas, ramas y tallos entrecruzados, o viejos, y las ramas débiles. Ya que tales elementos no hacen más que entorpecer la salud y vida de los árboles.

En ese sentido, se dejan únicamente las hojas verdes y los tallos verdes o blancos.

Es así como el cultivo alcanza un mejor aspecto y se mantiene joven.

Poda de recorte

La poda de recorte es una de las más importantes y de las que deben hacerse con más frecuencia.

Permite mantener a los árboles o plantas saludables, con buen tamaño y evitar que sus ramas entorpezcan los cultivos que están a sus lados.

Consideraciones generales para la poda de árboles y plantas

Para cada árbol hay consideraciones que se deben tener al momento de la poda.

En nuestra página puedes encontrar información específica para cada tipo de árbol y cómo realizar la poda en cada uno.

Sin embargo, te daremos algunos consejos básicos para que tengas en cuenta.

Evita hacer podas drásticas, ya que esto podrá afectar el crecimiento de tus árboles.

Una regla de oro es que no cortes más de un tercio del arbusto. También es importante que no podes tus árboles cuando el sol es más fuerte, ya que esto genera estrés en las plantas, pero también en ti, y podría llevarte a cometer algún error.

Al momento de hacer la poda, asegúrate de usar la ropa, calzado y herramientas más apropiadas para tal acción, de esa forma evitarás correr riesgos o amenazar la condición de los árboles, pues recuerda que el objetivo no es ponerlos en peligro sino que brindarles mejores condiciones para el crecimiento y la buena salud.

Asegúrate siempre de retirar las flores, ramas y tallos marchitos, ya que de esa forma estarás mejorando la estética y estimulando el crecimiento de las plantas.

Jamás podes ningún árbol en temporadas de frío intenso, tampoco desgarres las ramas. Los cortes deben hacerse con cuidado para no exponer a los árboles a las plagas y enfermedades.

Cuando se trata de ramas cuyo grosor varíe entre los 10 y 12 centímetros, lo mejor es que uses una sierra de arco o un serrote, esto aplica para toda clase de arbustos.

Evita romper las ramas principales, y si ocurre accidentalmente, usa alambres para acomodar la rama de forma vertical, de esa forma rescatarás el crecimiento de la planta.

Así que con estas pautas generales podrás garantizar una excelente poda, pero recuerda explorar las técnicas de poda que ponemos a disposición para cada tipo de arbusto.

Por último recordarte que la poda es un trabajo en ocasiones pesado, por eso en muchos casos es recomendable comprar unas rodilleras con las que proteger nuestras articulaciones.

También puedes necesitar ropa de camuflaje para trabajar entre los árboles mientras poda, ya que son prendas muy resistentes.